Categoría: Roque Media en la prensa

 

Libro ‘Cómo Cuba puso a bailar al mundo’: Veinte años del Buena Vista

A veinte años de la aparición del Buena Vista Social Club surgen preguntas sobre la dimensión de un fenómeno musical inesperado. ¿Quién rescató la esencia de la década de oro de la música cubana a través del desaparecido Club Social Buena Vista? ¿Imaginó que su idea daría la vuelta al planeta entre vítores y aplausos durante los últimos veinte años? ¿Cuántas confluencias hicieron falta para que Omara, Compay, Eliades, Ibrahim, Rubén, Cachaito y Juan de Marcos, entre otros, se consagraran juntos en el Teatro Carré de Ámsterdam y en Carnegie Hall de Nueva York? ¿Cuánto de genio musical y cuánto de azar hubo en la conformación del fenómeno musical más internacional y exitoso proveniente de Cuba?

CaratulaLibro

¿Existió una estrategia previamente trazada para llevar el proyecto original Buena Vista social Club hasta lo que es hoy? ¿Veinte años después de su origen, la leyenda musical del Buena Vista encontrará herederos que perpetúen el goce del son y los boleros en escenarios internacionales? ¿Por qué un proyecto musical tan legítimamente cubano pasó casi desapercibido en el país que lo engendró? ¿Hasta qué punto el componente humano e idiosincrático de los maestros septuagenarios, octogenarios —y hasta nonagenarios— convirtieron ritmos tradicionales de una isla caribeña en éxitos superventas? ¿Cómo pudo esa eventualidad hacer que El cuarto de Tula retumbara en las paredes de la Casa Blanca? ¿Buscado o fortuito, estamos ante un suceso irrepetible? Todas las respuestas a estas preguntas están contenidas en este libro con la pericia de un narrador.

Su autor, Juan Carlos Roque, periodista, realizador y documentalista audiovisual cubano, reside en Holanda. Allí trabajó 18 años en la desaparecida Radio Nederland, donde produjo en el 2000 una serie de documentales radiofónicos con entrevistas a todos los fundadores del Buena Vista Social Club.

Dieciséis años después y coincidiendo con el concierto Adiós Tour del BVSC ha escrito el libro ‘Cómo Cuba puso a bailar al mundo. Veinte años del Buena Vista’. El libro está editado en formato digital e-PUB, PDF e impreso. Se vende en Amazon y en el portal de la propia editorial LibrosEnRed:

Roque Media reproduce un fragmento de algunas de las voces de los fundadores del BVSC., que con sus testimonios dieron lugar a este libro.

Es preciso advertir. Este ejemplar no es un compendio de entrevistas, son conversaciones —ni improvisadas, ni presurosas— con los artífices originarios del Buena Vista Social Club, dice la escritora y gestora cultural cubana Mariam Núñez Más, en el prólogo del libro. Son pláticas de cubano a cubano; de hermano a hermana y viceversa, pláticas que dan tregua y que “se tienen” al estilo cubano, saboreando las palabras y los silencios. Así lo dispuso el autor, que supo llegar a las profundidades— y por tanto a verdades nunca reveladas— contando con la ventaja de ser él un cubano tenaz y un periodista que goza de la indeleble reputación otorgada por su audiencia durante los años en que fungió como redactor jefe del Noticiero Nacional de Radio, en la emisora más escuchada de Cuba, Radio Rebelde.

Con ese aval y un encomiable don de gentes, Juan Carlos Roque convierte los diálogos en vigilia asertiva y extrae confesiones, titubeos y deseos que, a pesar de los aplausos y los éxitos, aún están por cumplir. Como él mismo ha dicho “es como descorrer las cortinas de una bonita habitación en penumbras y dejar que el sol entre en los rincones”, precisa Nuñez Más y agrega: Cuando en el año 2000, armado de pasión y paciencia, emprendió un viaje de retorno a La Habana para iniciar esta serie de entrevistas no imaginó que muchas de esas conversaciones comenzarían en penumbras para terminar con el sol refulgente del mediodía caribeño. Esa intimidad le permitió dar forma a lo inasible, al desbrozar las razones por las que, un proyecto musical tan legítimamente cubano, pasó desapercibido en el país que lo engendró. Con pericia de testigo omnisciente, también nos hace comprender cómo y porqué un fenómeno de masas como el Buena Vista Social Club sigue siendo capaz de seducir a excelsos cronistas musicales de los medios más especializados del mundo.

Tendemos a pensar que “lo colectivo” es un acierto humano. Y lo es. Las precisiones individuales, sin embargo, aportan una luminosidad intermitente a lo colectivo. Llevado todo esto a metáfora, es así como creamos firmamentos auténticos. La relación contextual de cada una de las individualidades intermitentes del proyecto BVSC conforman un universo propio en este libro. Todas señalan, con un breve haz de luz, a un mismo eje orbital. Sutilezas aparte, si ante la misma interpelación, se emitieran al unísono todas las respuestas grabadas, escucharemos claramente: “Juan de Marcos”.

Según Mariam Núnez Más, la clave está en cuáles fueron las preguntas recurrentes del autor y en la manera directa y vindicativa con que cada músico del proyecto dio su contestación. Luego están, por supuesto, la sencillez y el fair play de un grupo de artistas que, cuando ya estaban viendo el final, no solo de sus carreras, sino también de sus vidas, fueron impulsados por una súbita resurrección profesional y personal. La última entrevista concedida por Manuel Licea, Puntillita, está en estas páginas. Él que, aunque se incorporó al Buena Vista Social Club en conciertos posteriores, lleva el emblema de los fundadores ganado en aquel plano memorable con que Wim Wenders lo inmortalizó “alucinando” con los rascacielos de Nueva York junto a Ibrahim Ferrer.

Aquella visión me provocó el dicotómico impulso de acudir a rescatarlos y de dejarlos allí, para siempre, soñando. Este libro tiende, además, a trascender la problemática doméstica de una Cuba con cierto desaliño, pero con toda la dignidad del mundo concentrada en la resiliencia familiar y en la manera en que, en cada casa, no importa quién seas, te brindan un “buchito” de café y cierta alegría contagiosa. Con este afán, el autor deja atrás escenas endógenas –tan normalizadas entre nosotros, los cubanos— y se ocupa a fondo de desmitificar a las estrellas para elevar a la personas.

Aunque con pocas descripciones, dada la naturaleza respetuosa con que el autor ha querido tratar las opiniones de sus interlocutores, el “color local” avanza en todo el texto con una intensidad in crescendo. Cuba y sus circunstancias se infieren en sus notas introductorias; en los breves textos que hilan las entrevistas, y en la opinión de expertos comunicadores, cuyas voces autorizadas en los complejos intersticios de la promoción y la producción musical cubana aportan claves necesarias para que nuestras raíces sonoras sigan “moviendo” y conmoviendo dentro y fuera de Cuba, señala finalmente en el prólogo la escritora Núnez Más.

El autor sabe perfectamente que este es un libro útil para calmar la curiosidad que el proyecto BVSC suscita, por eso ha trenzado el ritmo, la sonoridad y las letras de sones y boleros con el tono distendido de las entrevistas. El autor sabe, de primera mano, que en su país la música se escucha desde temprano en cada esquina como paliativo para aliviar la pesadilla recurrente del hastío; por eso sus textos indagatorios están influidos por variables socioculturales y socioeconómicas exclusivas de Cuba.

Los antecedentes creativos y la producción radial y audiovisual del también realizador Juan Carlos Roque conforman un círculo especializado en torno a Cuba, los cubanos, Latinoamérica y las relaciones multiculturales con que da voz a comunidades y a habitantes de aldeas recónditas o de urbes mágicas. Su activismo le viene de raíz, es vocacional, así como el ejercicio de una profesión que desarrolla ahora en Roque Media Consulting, plataforma desde la que impulsa proyectos transmedia con la ductilidad de un narrador de historias cotidianas o trascendentes.

Entrevista en ‘la isla y… LA ESPINA’: Contar historias con voz propia

Roque Media Consulting repoduce la entrevista publicada por el periodista Reinaldo Cedeño en su Blog ‘la isla y … LA ESPINA’.

lunes, 20 de octubre de 2014

ENTREVISTA EXCLUSIVA / Juan Carlos Roque: CONTAR HISTORIAS CON VOZ PROPIA

POR Reinaldo Cedeño Pineda

Fotos: Cortesía del entrevistado

Juan Carlos Roque García es un caballero andante, un excepcional constructor de historias. Nacido en Güira de Melena, en 1960, dejó su huella en programas como Haciendo Radio y el Noticiero Exclusivo de Radio Rebelde.  Durante casi dos décadas fue Redactor Jefe del Departamento Latinoamericano de Radio Nederland y realizador del programa multicultural Voces.

Buena Vista Social Club: el camino del éxito (sobre Compay Segundo); Cuba, el éxodo del 80 (historias de los marielitos, 20 años después), Cartas de una madre (una anciana escribe una carta semanal a su hijo que vive en Miami) o La  reconciliación no se decreta (la huella y el horror de las dictaduras sudamericanas), entre otras obras de su autoría, han recibido reconocimientos internacionales, incluido el New York Festival.

Actualmente es miembro del consejo académico de la Bienal Internacional de Radio de México, y desde Holanda se desempeña como consultor en Comunicación, a través de Roque Media Consulting  (http://roquemedia.com), que lo ha llevado a España y Ecuador; a las Romerías de Mayo (Cuba), el Centro de Producciones Radiofónicas de Buenos Aires o la Florida International University de Miami…

Una reciente visita a La Habana y un diálogo de cubano a cubano que traspasa el océano, nos permite acercarnos a un radialista inquebrantable.laislaylaespina

CON LA PALABRA

¿Cuándo se despierta su interés por la radio y cuándo la siente definitivamente?

La radio llegó a mí a mediados de la década de los sesenta, siendo niño, a través del  tic tac de Radio Reloj. Tía Tata cuenta cuentos me ayudó a imaginar lo nunca visto. Lo que vino después fue casualidad: con la radio-base de mi escuela pasé de oyente a improvisador, me situé frente al micrófono con mis tímidos 13 años. Inoculado llegué a Radio Ariguanabo en San Antonio de los Baños, que me acogió como corresponsal voluntario, guionista y presentador de un programa para jóvenes…

¿Qué caminos le llevan a Exclusivo de Rebelde  y qué marcas le dejó?

La radio la llevaba a cuestas. Así llegué a Radio Cadena Habana, donde encontré el secreto: contar historias. Un  día, Juan Hernández, director de Radio Rebelde, me llevó a experimentar el ritmo de la vida en esa emisora, en 1988, cuando solo tenía dos años de graduado de Periodismo en la Universidad de La Habana.

La manera particular de contar las historias hizo que Daniel Torres me incluyera en el Noticiero Exclusivo, como titular del móvil La Calle. Dejé el laboratorio de realización radiofónica y empecé a reflejar la problemática de Cuba y su gente, en vivo. Y si hubo un programa donde me sentí periodista, al servicio de mi pueblo, fue ese.

Coincidió que hacíamos aquel periodismo cuando en la Unión Soviética, estaba el proceso de la perestroika y glasnost, y hubo quienes nos asociaron a esas tendencias, cuando  respondíamos al  llamado proceso de rectificación de errores de Cuba, que nunca llegó a completarse. Y esa apertura que llevamos adelante, si bien era vista con buenos ojos por algunos cuadros y dirigentes de las altas esferas, a otros les molestó.

Durante la entrevista con Compay Segundo grabada en Hamburgo en 1999.

(Juan Carlos Roque entrevista a una leyenda, Compay Segundo)

Radio Nederland: ¿qué caminos entretejió, qué mundos descubrió?

Llegué a Radio Nederland en 1995, gracias a su realizador Alfonso Montealegre, que conoció mi trabajo en La Habana en 1992 y me invitó a colaborar desde Cuba, y luego con informes esporádicos desde México y Argentina. Tres años después, solicité una vacante en el departamento latinoamericano, y fui seleccionado. Fue un contrato de un año que se convirtió en indefinido, hasta el cierre de la emisora el 29 de junio de 2012.

Esos 17 años me permitieron adentrarme en América Latina y entretejer sus sueños con los hilos de sus voces y sonidos: Investigué las desapariciones,  reflejé el sentir de afrodescendientes e indígenas,  dialogué con líderes mundiales y locales, conocí a gente humilde y sus luchas. Di voz a los que no la tenían.

¿Cuál es, según su juicio autorizado, la piedra de toque de un comunicador, especialmente de un comunicador radial?

Ya lo dice la palabra, comunicar, saber transmitir una idea por medio del lenguaje oral o escrito con la ayuda de las palabras. Lo que llamo la  habilidad de combinar las ilusiones y realidades a la hora de expresar lo que vemos y sentimos. Me atrevería a asegurar que la voz transmite un 50 por ciento de lo que decimos con las palabras. No se trata solo de tener una voz bonita, clara, agradable. No, es mucho más que eso. Es el convencimiento con que expresas las ideas. Es la personalidad detrás del que habla.

CUBA, EL MUNDO, LA RADIO

¿Cómo se ve y se siente Cuba desde Holanda?

A Cuba se le ve exótica y distante desde Holanda. La  mayoría de las veces, se le aprecia solo por sus playas, sus mujeres, el ron, el tabaco, la buena música. Cuando un tema logra trascender, es por el lado oscuro de las cosas. En medio de  esas imágenes repetitivas, surge entonces la añoranza. A esa hora, extrañas todo: el olor a mar, a frutas tropicales, que aunque se venden, parecen haber perdido su aroma en las neveras.

Echas de menos el ambiente de sus calles, el ajetreo de la vida diaria. Pero, lo que más hace el vacío es la ausencia de la familia, de los amigos de toda la vida. Hay cosas que no tienen sustituto. Y no es que no tenga amigos surgidos al calor de la nueva convivencia. Sencillamente, es imposible avivar la lumbre con nieve.

Producción de la serie multimedia America Entretejida

(Juan Carlos Roque entrevista a tejedoras en Perú)

¿Cuál es la filosofía y proyección de Roque Media Consulting?

Con Roque Media… intento dar respuesta a mis anhelos como comunicador. Quiero enseñar a los más jóvenes lo que he aprendido durante 40 años. Diseño y realizo in situ noticieros o programas de radio. Y hasta creo, reviso o adapto parrillas de programación a distancia. Pero, el eje fundamental de este proyecto es la capacitación y formación de nuevos comunicadores. Organizo talleres y cursos sobre realización radiofónica. Imparto charlas sobre el mundo de la radio.

¿Cree que hoy, la radio tiene un espacio, o es acaso ya un actor de reparto?

¿Cómo que actor de reparto? La radio sigue siendo protagonista junto a otros medios que vinieron después. Si bien me preocupa que casi no se vendan aparatos receptores en las tiendas,  la radio va a seguir existiendo. Y qué decir de los momentos que prueban su invencibilidad frente a otros medios: ante la ocurrencia de huracanes, después de terremotos, incluso guerras, porque no siempre la conexión vía internet estará venciendo fácilmente eventos de esa naturaleza.

Aquí vamos a estar o estarán los que la amamos y creemos en su eterna magia, esa de la que no pueden apropiarse sus grandes competidores.

curso

(Juan Carlos Roque en un curso taller en Morelia, México)

Roque Media en ChasquiRadio, de Ecuador

Entrevista del programa Viral Diálogos En Red de Chasquiradio al documentalista Juan Carlos Roque.

Por Hernán Espinoza.

25 años ayudando a construir el arte visual en la radio, el cubano Juan Carlos Roque tiene una exquisita colección de documentales sonoros, en las que nos transmite historias de inverosímiles protagonistas, en distintos escenarios del mundo.

Desde sus inicios en la radio cubana y luego en la consolidación de su carrera en Radio Nederland (Holanda), siempre buscó calidad testimonial en sus trabajos. Tal vez la serie Voces recoge gran parte de los documentales realizados por Roque, en los que el oyente vuela su imaginario y reflexión a los temas poco convencionales que aborda. Esa experiencia de radio, la recogemos en una conversación para conocer al documentalista latinoamericano.

 

ChasquiRadio

Hernán Espinoza entrevista al documentalista Juan Carlos Roque en el programa Viral Diálogos En Red, de Chasquiradio.

Cursos y talleres impartidos en México y Argentina de 1992 a 1995

El concepto de “Arte visual en radio” lo introduje en mis apuntes académicos a finales de la década de los 80, cuando en Radio Cadena Habana y Radio Rebelde comencé a elaborar radiodocumentales que convertían las ideas, las palabras y las acciones en imágenes, sin necesidad de emplear las técnicas del drama conocidas en el mundo de los programas dramatizados. Cuando escribía los guiones buscaba la manera de contar las historias y recrearlas en la mente del oyente producto de la imaginación.

Más que describir los tamaños, la realidad, los lugares y los ambientes, a la hora de grabar los testimonios trataba que los protagonistas de los hechos contaran todo eso desde su perspectiva y no desde la mía en particular. Estas prácticas las enseñé a los pasantes de la carrera de Periodismo que hacían sus prácticas en Radio Rebelde, emisora que se había convertido en Unidad Docente de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Habana. Luego, a partir de 1992 hasta 1995, llevé estas experiencias del “sonido para ver” a universidades de México y Argentina.

Estos son algunos de los recortes de periódicos locales que dieron cuenta de estas incursiones académicas.

Neuquen

IMG2

IMG

IMG_0001

Entrevista en la revista Alma Máter, de la Universidad de Antioquia

La Emisora Cultural Universidad de Antioquia surge en 1933 como radio universitaria, con enfoque académico, cultural y educativo, en oposición al modelo de gestión comercial con ánimo de lucro que se mantiene en el presente. Pero, ¿cuál es el papel, cómo son y deben ser las radios universitarias en la actualidad?

Carlos A. González Restrepo consultó a varios radialistas latinoamericanos, entre los cuales el periodista, docente e investigador en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Augusto Ventín; José Ignacio López Vigil, productor, escritor y realizador de destacadas series radiofónicas; Gabriel Ernesto Levy, docente e investigador de medios, y este servidor (“el periodista y productor radial Juan Carlos Roque, que por varios años trabajó en Radio Nederland…”).

revista

El artículo aparece en la edición impresa del períódico Alma Máter, de la Universidad de Antioquia. Remítase a la página 15 en el formato que aparece adjunto o visite la versión online.

revista_fragmento

Un blog para radioadictos

La revista mexicana Rúbrica publica en sus páginas 7, 8 y 9 el reportaje de Carmen Limón ‘Un blog para radioadictos’, dedicado a mi bitácora personal ‘El arte de hacer radio’.

Rúbrica es la publicación de Radio UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México. Su edición número 46 (marzo de 2013) puede ser descargarda a través de la página web de la radiodifusora mexicana.

Al informar sobre las actividades de la emisora, Rúbrica busca el acercamiento con los radioescuchas pero, además, con sus contenidos fortalece el vínculo entre emisor y auditorio.

Para leer el artículo completo, accione el scroll vertical que está a la derecha para ir avanzando por el contenido.

RUBRICA, PUBLICACION DE RADIO UNAM, MEXICO by Hector Zalik