Nuestro trabajo es contar historias

La función de un periodista radial consiste en descubrir información novedosa sobre asuntos de interés general y transmitirla a los escuchas con la mayor precisión y estética sonora posibles, de una manera veraz y ecuánime. Eso es todo. Además, un periodista puede dedicarse a otras muchas cosas (…) Los comentarios quizá sean interesantes; apasionantes  incluso; pero no son noticias. La información sí lo es.

Por Luka Romero Cárcamo*

En nuestro tiempo, la Internet ha dado voz a cientos de millones de personas que nunca se oyeron antes. También ha creado sus propios géneros de literatura y comunicación –como blogs, redes sociales y reportajes en multimedia–, así como un nuevo tono crudo o poco refinado en el discurso público. Por las posibilidades creadas por la tecnología de la Internet y las computadoras, el periodismo radial se ha transformado en años recientes en un lenguaje más flexible y elocuente que la pura voz. Pero frente a la tendencia que apuesta por menores tiempos de entrega – especialmente para la web – el trabajo de fondo requiere paciencia. El periodismo de calidad requiere tiempo, la producción y creación artística en la radio, también.

luka En el Taller de Documental Radiofónico, en el marco de las Romerías de Mayo, realizado en la ciudad de Holguín, Cuba, impartido por el Maestro Juan Carlos Roque García, las reflexiones compartidas respecto al quehacer de los radialistas en el contexto tecnológico generó apuntes importantes en cada uno de los participantes. Por eso es pertinente que el hacer de la radio siempre vaya acompañado de la reflexión. Qué se hizo bien en una cobertura, qué efectos tuvo, qué lecciones se pueden sacar, etc. Preguntas que suelen, en ocasiones, estar ausentes del ejercicio diario del periodismo.

Sin embargo, de la forma como se muestran los hechos se desprende una posición ante la vida, una forma de relacionarnos con las demás personas, una concepción de la sociedad y una forma de cumplir con nuestro deber ante los escuchas. Por ello, nuestro trabajo es contar historias.  Y aunque se pueden contar historias en una novela, un cuento, un chiste o hasta un chisme, el periodista debe contarlas con balance, proximidad y relevancia. Si el periodista es multimedia, deberá mantener las mismas reglas pero integradas en texto, audio, imagen y gráficos. Toda historia debe tener: un personaje, su contexto y, sobre todo, el conflicto en el que vive. El respeto por la labor periodística y por la audiencia que recibe los mensajes debe prevalecer en cada medio de comunicación.

En la radio se exige renovarse y fortalecerse y, a sus creadores o seguidores, adecuarse a cada ola de cambio, pero en la sociedad de la información, las innovaciones tecnológicas abren la posibilidad, ciertamente inédita, de la participación de la audiencia en el proceso informativo, lo que le otorga el carácter de inédito a esta etapa de transformaciones.

En la experiencia de Juan Carlos Roque García, en el ánimo que contagia para hacer, lo que él llama, Arte Visual en Radio, las nuevas generaciones de radialistas y productores de radio pudieron y podrán encontrar una fuente inagotable de conocimientos que aumentaron su pasión por un medio de comunicación ciego con el que se crean imágenes. Escuchar y hacer radio, a pesar de la ola tecnológica, seguirá siendo un acto de construcción mental, de imaginación echada a volar, que nunca se podrá superar.

* Luka Romero Cárcamo trabaja en XEFJ Radio 680 AM y AGENTE 360, en Puebla, México.

Si le gusta o es útil esta información considere dejarnos sus comentarios o suscribase al canal de RSS feed para que otros articulos los lea directo en su lector de información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *